Translate

Translate

domingo, 14 de septiembre de 2014

Asesinato de medianoche



Amigos, este es el relato con el que participo en el concurso CONCURSO DE MICRORELATOS DE TERROR Y GORE

de Sotirios Moutsanas







Sara estaba en su casa. Tenía el corazón en vilo, esperando a su padre transida, llena de pavor. Su padre era un desaprensivo, un tirano, un hombre cruel por donde los haya; cuando volviera con el análisis de que estaba embarazada, la degradaría, insultaría  y lo más probable, acabaría con su vida.  De pronto, se escuchó el chirrido del ascensor, sus ojos destellaron de miedo, sus cabellos, negros, rizados, espesos como un bosque tropical, se erizaron. Su cuerpo se estremeció, sus pupilas se dilataron como el búho en la oscuridad, su cara se puso lívida, una ansiedad aguda se apoderó de todo su ser. Sintió como sus horas terminaban en este mundo. ¡Dios me salve! ¡Este es mi fin! Su padre con paso tranco abrió la puerta. Sus ojos llameantes, infernales: parecía el príncipe del inframundo .Pausadamente se acercó hacia ella. Cuando sus ojos se miraron con detenimiento, Sara  vio la muerte en persona con su capucha negra y su guadaña, pidiendo su alma. Le flaquearon las rodillas, las lágrimas empezaron a verterse por sus mejillas con la fuerza de la gota fría. Sus labios temblorosos pidieron clemencia. Un grito horripilante cortó en dos el profundo silencio de la noche. Los vecinos aterrorizados llamaron a la  policía. Al llegar ellos hallaron un espectáculo dantesco. Un enorme charco de sangre cubría el pavimento donde yacía la pobre chica con un ictus de terror en su rostro; y con sus ojos desmesuradamente abiertos parecían que fueran a salir de sus cuencas. En el balcón se encontraba su padre tomando su café y fumando su cigarrillo como si  no hubiera sucedido nada.

Dicen muchas personas que el día veintidós de diciembre en los tejados del edificio calle Serano… han vislumbrado a una chica con camisón blanco ensangrentada con un enorme cuchillo clavado en su pecho, pidiendo ayuda.

De su boca siempre salían las mismas palabras: “Socorro, que viene mi padre”


16 comentarios:

Juan M Sanchez dijo...

Qué ambiente de terror y de misterio, amigo Sotirios. La sangre y el más allá como ingredientes infalibles.
Un slaudo
JM

Sotirios M dijo...

Gracias, Juan Manuel, a ver si tengo suerte y estoy entre los elegidos. Un fuerte abrazo, amigo, Sotirios.

DULCINEA DEL ATLANTICO dijo...

Hola Soti, el terror está bien visible en este relato,y para darle mas dramatismo la muerta viene del mas allá pidiendo auxilio, que miedoooooooo.
Un abrazo y te deseo suerte en este concurso.
Puri

Sotirios M dijo...

Hola, Puri, la verdad el relato es terrorífico. Ojala que tenga suerte en el concurso. Está hasta el día 31 de este mes, anímate y participa sólo piden 333 palabras. Mi relato los tres demonios lo voy a colgar ,finalmente , el día uno de octubre. Un fuerte abrazo, amiga, Sotirios.

Pablo Vázquez Pérez dijo...

Hola Sotirios.
Definitivamente te has pasado al relato de terror y misterio. Me gusta que aunque sea un concurso "gore" hayas dosificado los actos violentos y lo transformes en la visión de la propia muerte con guadaña. Me gusta también la conclusión final, similar a la leyenda de "la mujer muerta de la curva" y que sea en este caso ese espectro que se asoma al balcón.
"Asomados al balcón" sería otro título que se ajusta.
Bueno, que se me va la cabeza. Ojalá ganes o te lo elijan. Y si no, al menos merece la pena leerlo.
Un abrazo.

Sotirios M dijo...

Hola, Pablo. Gracias por tus palabras, ojala que sea nominado, pero lo importante es seguir escribiendo y disfrutando con los relatos. En el género de terror encontré la manera de destacar a los demás relatos de diferente genero por desgracia pasan desapercibidos. Gracias por tu visita y animarme, amigo. Este concurso está hasta el día 31 de septiembre anímate y participa. Un fuerte abrazo, Sotirios.

salvador esteve dijo...

Sotirios, trepidante y terrorífica espera. Sara conocía muy bien al sátiro de su padre. Independientemente del resultado del concurso, me ha parecido muy bueno. Por cierto, en la última frase se te ha olvidado una "r". Mucha suerte amigo. Abrazos.

Sotirios M dijo...

Gracias, amigo, me alegra mucho que te haya gustado. El maldito ordenador no me ha corregido la falta de r, pero no pasa nada , lo importante es seguir escribiendo. Un abrazo, Amigo, Sotirios.

Anónimo dijo...

Hola Sotirios,

Soy Pablo (del concurso de microrrelatos de Madrid). Al fín hoy he podido acceder a tu blog y he empezado a leer estas maravillosas pesadillas que escribes. Un abrazo.

Sotirios M dijo...

Hola, amigo Pablo. Me da una enorme alegría tu visita. Me alegra mucho que te haya gustado este relato. En el mes de mayo está el relato que hablamos, un amor imposible. Un fuerte abrazo, amigo, y espero que muy pronto podamos vernos de nuevo, Sotirios.

Blanca O. dijo...

Qué terrible muerte, pobre chica.
Has creado muy bien el ambiente terrorífico de la escena.
Un abrazo

Sotirios M dijo...

La verdad, Blanca, la escena es terrorífica hasta para mí que lo haya escrito. Gracias por tu visita, amiga, un caluroso abrazo, Sotirios.

Beto Monte Ros dijo...

La tensión que pones en la narración hace que el lector sienta el miedo de la chica, este tipo de relato lo narras muy bien. Te deseo suerte en el concurso, me ha gustado.
Saludos.

Sotirios M dijo...

Gracias, beto. Este Mes y octubre he encontrado muchos concursos como por ejemplo el concurso Fantastic y intento participar en varios. Gracias por tu visita ,amigo, Sotirios.

Ricardo Corazón de León dijo...

Me gusta lo que he leído y que conste que el gore no es de mi agrado, pero tú lo tocas de pasada sin producir arcadas y el terror está desde el primer momento.
Ojalá seas elegido, auque de todas formas ha sido un placer leerte.

Un abrazo, amigo.

Sotirios M dijo...

Gracias por tu visita, amigo Ricardo, sabes muy bien que soy un gran admirador de tus lecturas. Me alegra mucho que te haya gustado. Lo importante es la constancia escribir con pasión y mucha ilusión y los triunfos tarde o temprano aparecerán. Un fuerte abrazo, Sotirios.