Translate

Translate

domingo, 25 de agosto de 2013

El griego y el españolito

(de Sotirios Moutsanas)



Mi vida ha sido un desastre, todo se me fue al pique. Busqué trabajo por todos los sitios, me ofrecían la mayoría cuatrocientos euros, vamos una pasta, sólo de electricidad este mes he pagado cientocicuenta euros: esta crisis me ha destrozado la vida. Así, meditando, escuché en las  noticias cómo algunos japoneses se reunían por internet y se suicidaban en grupo. No espere más. Esta era la mejor idea que había tenido en años. Navegué por internet y por gran sorpresa encontré otros tres desgraciados como yo. Acordamos el sitio y nos reunimos en un acandilado cerca de Santander. Por cierto, queridos amigos, yo soy griego, me llamo Sotirios.
Aquí estamos reunidos, un estadounidense, un italiano, yo, y un español. Después de una breve conversación nos sorteamos el orden de quién se tiraría al acandilado.
Primero le tocó al estadounidense, corrió como un burro desenfrenado y sólo profirió “Fucking life”.Se escuchó un estruendo horrible. Pero no habíamos tenido tiempo ni de pensarlo, cuando el italiano  le siguió en cuestión de segundos. Sólo dijo: “Porca miseria, y se tiró.”
Yo, queridos lectores, soy escrupuloso y a la vez curioso de naturaleza. No pude aguantar mi curiosidad, así que me acerqué al borde de acantilado y miré. ¡Dios mio!
—Españolito, ¿no te molesta si tomo unos tragos antes de tirarme?
 – Qué dices– me dijo él–. Claro que no, además, te acompañaré.
Tenía en la mochila dos botellas de wiski. Empezamos a beber primero con cara de preocupación, después nos pusimos eufóricos. Empezó el español a cantar: “El carro me lo robaron…” Seguí yo con los hijos de Pireas: “que ena que dio que tría que tésera pedia…” Continuó el español con: “Viva España”. Me levanté y empecé bailar el sirtaki al estilo Zorba el griego. Se incorporó el español con una chaqueta, montando un numerito como si hubiera un toro.   ¡Ole! ¡Ole!, decía él. ¡Opa!, decía yo. Menuda fiesta nos hemos montado, queridos amigos.
Por la mañana nos despertamos, y le dije al español:
—Españolito, nos tiramos.
–Sí —me contesta—, pero hoy no. Mañanaaaaa.
Bajamos en Santander y nos montamos otra juerga. Así noche tras noche durante un mes, nos conocían todos en Sardinero y nos llamaban lo dos locos.
Yo, queridos lectores, siembre le preguntaba al español cada día “Nos tiramos” y él me daba la misma contestación “Sí, pero hoy no, mañana.” Al fin nos hemos enterado que lo que nos faltaba en esta vida era una buena amistad. Alquilamos un apartamento y en seguida habíamos encontrado trabajo los dos. Desde entonces vivimos felices en esa hermosa ciudad y, gracias al apoyo que nos damos uno al otro, nuestra vida se convirtió en una amena y placentera experiencia. Hemos encontrado dos chicas muy majas, pero esta es otra historia que no voy a revelar hoy, se lo contaré mañana.   

9 comentarios:

Antonia dijo...

Soti, te deseo mucha suerte para tu blog. Que encuentres aquí lo que busques, felicidad, lectores, éxitos, amigos. Seguro que de todo ello tienes mucho. Un abrazo muy fuerte.

Sotirios M dijo...

Gracias, Antonia, eres un cielo una verdadera amiga. Tengo que decirte que estoy orgulloso conocer una persona culta, amable, y lo principal una fantástica escritora como tú. Espero y deseo que te hayan gustado mis relatos. Un fuerte abrazo, Sotirios.

Susana Revuelta dijo...

¡Soti! ¡Que te has lanzao a tener un blog! Pues nada, ahora a colgar aquí tus cuentos y a disfrutar de ello. En Santander para suicidarse hay que tirarse desde el faro, pero tú mejor sigue escribiendo y conociendo chicas majas, que es más divertido, eh. Suerte con tu página y con todo lo que emprendas, amigo griego.
Un abrazo.

Aurora Royo Cañadas dijo...

Por fin la idiosincrasia española de la procastinación da un grandísimo resultado. Me alegro de que no te tiraras por el acantilado y en su lugar te hayas quedado en Santander, ¡me pilla mucho más cerca!! Me apunto a una de tus juergas cuando quieras. Un beso.

Sotirios M dijo...

Susana, para la próxima vez tendré cuenta el faro. Tener buenas amigas se aprende muchas cosas. JA ,JA ,JA , estoy bromeando. Pues, Susana, me conoces más que mi madre esto que me gusta chicas majas y guapas como tú. El día 25 de este mes colgaré tres más y todos con contenido espiritual. Un fuerte abrazo a mi amiga Santanderina, Sotirios.

Sotirios M dijo...

Aurora, cuenta con eso. Cuando tengo una juerga serás la primera invitada. Un fuerte abrazo a mi vasca preferida, Sotirios.

Pablo Vázquez Pérez dijo...

Un subidón de cuento. Me gusta cómo empiezas por un chascarrillo y sigues hasta una narración amistosa así, sin altibajos. La canción que comentas será esta, supongo:

http://www.youtube.com/watch?v=N5vqOg4nvWw

Un abrazo.

Sotirios M dijo...

JA ,JA ,JA , la verdad que es gracioso. Mira en internet “LOS CHICOS DEL PIREO MELINA MERCURI” para escuchar la canción que es una de las más famosas de Grecia. Gracias por tu visita amigo, Sotirios.

Sotirios M dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.